Calderón y Fox, traidores por suscribir declaración ultraderechista: Congreso

Con el aval de Morena y sus aliados, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión rechazó categóricamente la descalificación a la reforma al Poder Judicial mexicano que emitió la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), signada por los ex presidentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón junto con ex mandatarios de la nación europea y de América Latina identificados con ideologías de ultraderecha.

Se trata de un atentado en contra de la soberanía nacional y la autodeterminación del pueblo mexicano, se expresa en el pronunciamiento de la mesa directiva de la Comisión Permanente, que encabeza Ana Lilia Rivera y que ayer se presentó durante la sesión de ese órgano del Congreso, en la que por tercera semana se discutió el tema de la reforma judicial.

Ante el pleno, senadores y diputados de Morena, PT y PVEM advirtieron que es un acto de traición a la patria de Fox y Calderón, quienes tratan de lograr en el extranjero lo que su partido no consiguió en las urnas el pasado 2 de junio.

Por medio del grupo IDEA, que más bien debiera llamarse el cártel de España y sus lacayos, dos ex presidentes que aprovecharon sus mandatos para saquear y vender al país firmaron un documento, el pasado día 8, en el que rechazan cualquier intento de modificar el sistema judicial que pueda debilitar la independencia y la autonomía de los jueces, magistrados y ministros del Poder Judicial mexicano.

Parecen no recordar, advirtieron los diputados morenistas Marcos Rosendo Medina Filigrana y Hamlet García Almaguer, además de los petistas Benjamín Robles Montoya y Gerardo Fernández Noroña y la senadora verde Graciela Gaytán, que la mayoría de los mexicanos están de acuerdo con la reforma al Poder Judicial para acabar con la corrupción, el nepotismo y los privilegios indebidos de los juzgadores y lograr una justicia pronta y expedita.

Medina Filigrana resaltó que todos los ex presidentes que firmaron el desplegado contra la reforma al sistema judicial enfrentan acusaciones de corrupción y malos manejos durante sus gobiernos. El costarricense Óscar Arias fue acusado en 2018 por la aprobación ilegal de un proyecto minero canadiense; Mario Abdó, de Paraguay, fue imputado junto con sus colaboradores por revelación de secretos y declaraciones falsas, y el colombiano Iván Duque tiene ya orden de arresto de protección a una reserva natural.

Otros cuatro especímenes tampoco tienen desperdicio: Mariano Rajoy, el ex presidente del gobierno español, fue destituido en 2018 debido a la trama Gürtel, el mayor caso de corrupción en España, una red de sobornos para obtener contratos públicos que involucró a empresarios y políticos del Partido Popular.

Su compañero de partido José María Aznar, sin ninguna ética ni escrúpulo, aprovechó el lamentable atentado del 11 de marzo de 2004 para tratar de echar la culpa a los independentistas vascos, cuando los responsables fueron los yihadistas islámicos, por su errónea política exterior, recalcó el morenista.

Entre los firmantes también están, agregó, los ex presidentes de Ecuador Lenín Moreno y Guillermo Lasso, también investigados por la justicia por actos de corrupción. Con esos pillos se juntan Fox y Calderón, pillos que quieren intervenir en los procesos internos de México.

El senador de Morena Gabriel García añadió que es grave que Fox y Calderón vayan al extranjero a pedir ayuda a representantes de la ultraderecha más podrida y corrupta, pero no van a lograr nada, porque la reforma judicial va.